De Noche

Creo que me es innecesario saber, si el día te fue bien, si el día te fue mal, si al final voy a pretender hacerte bien, portándonos mal, de noche.

denoche

Al final, puedo huir desprevenidamente de tu catarsis emocional, y que parezca que presto atención, y dejare que te derramés entera en palabras, si al final te voy a beber sobre la mesa de noche.

Puede que me interese un poco el problema de tu familia, y te responda con un asentir de cabeza para que sientas que conecto con vos, si al final, el enchufe va pasar ocupado, pasando corriente, de noche.

Y es casi insignificante que me contés la gravedad del asunto, para que solo te mire a los ojos con un rostro de resignación, si al final, solo te voy a persignar mientras rezas arrodillada, de noche.

No soy el que va a preocuparse porque has almorzado bien o desayunado sano, si al final, solo voy a poner perpendicular tu espalda con tus rodillas, y  cenarte de noche.

Es inimaginable para mí, pensar en darte un beso en la frente y despedirme de tí, si al final siempre te vas a venir, sin irte de noche.

Tomarte de la mano me parece una acción llana e ilusa, si al final el ángulo obtuso de tus muslos te van a ilusionar, todo, de noche.

Pero es la importancia nula de mi ser en tu existir durante el día, la que me hace pensar que al final, solo estamos cuando existo dentro de tu ser, de noche.

Y es que no podríamos ser dos seres más distantes durante el día, y tan uno solo, de noche.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s