El lujo de la ignorancia (P6)

*Primer intento prosaico y en entregas de una novela corta. Entrega 6 de 7

Parte 5

Parte 4

Parte 3

Parte 2

Parte 1 

Creo que es muy acertada la idea que dice: “Cuando uno se divierte, el tiempo pasa rapidísimo y cuando sufre, se dilata”. No sé quien lo dijo, ni bajo que contexto, pero puedo asegurarte que es totalmente correcto, dolorosamente correcto.

Luego del hallazgo de la fotografía que me incriminaba y el mensaje que Martín tenía en su teléfono, cada segundo parecía un recital de dudas, visiones, desaciertos y vociferaciones de mi tan cara ignorancia e inconsciencia. En ese momento, lo único que sabía a ciencia cierta era mi nombre, y que era inocente, porque lo era. Y debía existir una forma de comprobarlo, sobre todo, por el detalle de los zapatos, esos zapatos de hebilla formales, que usaba Martín y que estaban a la par de los tacones de Jimena.

Continue reading

Advertisements

El lujo de la ignorancia (P3)

*Primer intento prosaíco y en entregas de una novela corta. Entrega 3 de 7

Parte 2

Parte 1

Creo que Martín estaba a punto de quebrar su teléfono móvil, era fácil percibir que lo apretaba con una fuerza desmedida, producto de la angustia y la preocupación, mientras conversaba con el oficial, pero me desconcertó, quizás porque en otro momento yo no note lo que ahora me revelaba la angustia de Martín y su casi destrucción del teléfono, en su mano izquierda, con la cual sostenía tan intensamente su dispositivo, su dedo anular vestía un anillo dorado, seguramente, de casado.

Continue reading