El lujo de la ignorancia (P6)

*Primer intento prosaico y en entregas de una novela corta. Entrega 6 de 7

Parte 5

Parte 4

Parte 3

Parte 2

Parte 1 

Creo que es muy acertada la idea que dice: “Cuando uno se divierte, el tiempo pasa rapidísimo y cuando sufre, se dilata”. No sé quien lo dijo, ni bajo que contexto, pero puedo asegurarte que es totalmente correcto, dolorosamente correcto.

Luego del hallazgo de la fotografía que me incriminaba y el mensaje que Martín tenía en su teléfono, cada segundo parecía un recital de dudas, visiones, desaciertos y vociferaciones de mi tan cara ignorancia e inconsciencia. En ese momento, lo único que sabía a ciencia cierta era mi nombre, y que era inocente, porque lo era. Y debía existir una forma de comprobarlo, sobre todo, por el detalle de los zapatos, esos zapatos de hebilla formales, que usaba Martín y que estaban a la par de los tacones de Jimena.

Continue reading

Advertisements

La mala de la historia.

En aquella conversación, que de conversación no tenía mucho, se intercambiaban opiniones, que de opiniones no tenían nada, para encontrar, de la separación, la razón, y  razón,… no había en ningún lado de la que tampoco era conversación.

Continue reading