Dejar de Pensar.

Si mi derrota es tu sonrisa.

y tu voz mi sanación

Me condeno a la frustración

de ceder la palabra precisa

ante cualquier situación

que el destino improvisa.

Si arriesga nuestro por siempre

y acerca un cruel jamás,

si difumina tu nombre

y traza hacia atrás.

Continue reading

Advertisements